Sentimientos incestuosos y Digimon

          Hace unos días me hallaba en la más pura vagancia intelectual cuando un querido amigo me comentó un tema interesante que ignoraba por completo. El amigo en cuestión me hizo llegar el enlace de un vídeo en el cual se discutía en torno a una entrevista en la cual Mamoru Hosoda, una de las mentes tras el anime de Digimon Adventure (la serie original del año 1999), explicaba que había colocado intencionalmente subtemas incestuosos en la relación entre dos de los personajes principales de la historia.

a049b6f87461084f48d3546b59501546-digimon-tamers-siblings
Tai y Kari haciendo cosas de hermanos

         Este tema resultó, como mínimo, polémico entre los fanáticos de la saga. Abundan los comentarios sobre infancias muertas y japoneses locos intercalados con chistes de poca monta sobre imoutos kawaiis. Incluso el amigo que me presentó el tema, cuya opinión sobre la serie y sus personajes permanece sin ser perturbada, me confesó que aunque tiene un gran respeto por Mamoru Hosoda y su obra no deja de parecerle irresponsable de su parte colocar estos temas en una serie que se planteaba originalmente como un producto dirigido al publico infantil.

         Lo divertido de todo esto es que dista de ser un tema de actualidad. Una parte significativa de los fanáticos lleva años defendiendo esta interpretación de la dinámica entre Tai y Kari y la traducción de la entrevista donde se aclara todo el tema tiene cerca de un año rondando por el Internet. Pero aun así el asunto atrapó poderosamente mi atención, en parte por mi afición a la serie, en parte por mi gusto por el trabajo de Hosoda y en parte por cierta resonancia personal que se fue profundizando a medida que hice las averiguaciones con respecto a este tema.

         Puesto en escena como “El caso de incesto en Digimon” resulta bastante sensacionalista, casi como una de esas creepypastas sobre el episodio perdido de aquella series que amaste en tu niñez, pero la realidad es que el enfoque que Mamoru Hosoda da a la relación entre los hermanos se oculta a plena vista en uno de los episodios más celebres de la serie. Estoy hablando del capítulo 21 “Koromon llega a Tokyo”.

vlcsnap-2013-06-11-11h55m50s222
Escena inolvidable donde las haya

         Este episodio relata como después de derrotar a un villano en el mundo digital Tai y Koromon son transportados a Tokyo a través de un agujero de gusano. Ambos personajes, abrumados por la situación en la que se encuentran, toman un breve descanso en el cual se les presenta la tentación de desentenderse del mundo digital y permanecer junto a Kari en el mundo material. Sin embargo a medida que el episodio avanza se hace patente que los conflictos en el mundo digital están teniendo un efecto tangible sobre el material y los héroes de la historia regresan dejando a Kari sola una vez más.

         El merito principal de este episodio es que introduce al personaje de Kari, la hermana menor de Tai que por cuestiones de salud no pudo acompañarlo al campamento, y aquí es donde comienzan las pinceladas incestuosas. Todo el episodio esta envuelto en una atmósfera calurosa y opresiva propia de un día de verano con altos edificios desenfocados por el calor, el omnipresente escándalo de las cigarras y una serie de planos que resultan opresivos sin dejar de ser armoniosos.

         El apartamento de la familia de Tai no deja de tener cierto aire sugerente tampoco, enmarcado en luz y sombras, presenta la imagen de un lugar somnoliento donde alguien podría quedarse dormido sin siquiera darse cuenta. Siendo un sitio cálido, acogedor y a media luz da la impresión de estar destinado a la intimidad física. Incluso la presentación de Kari, saliendo del dormitorio en un momento en el Tai y Koromon creen estar solos, no quedaría fuera de lugar en una obra de corte más maduro. La imagen de una mujer recibiendo a un hombre es inconfundible aunque en esta historia la mujer sea una niña y el hombre al que recibe sea su hermano.

         En la entrevista mencionada anteriormente Hosoda explica que en este episodio los tres personajes centrales se manejan como los elementos de un triangulo amoroso: Kari representa el papel de una ama de casa de unos treinta años que sorprende a su marido (Tai) en casa con una mujer más joven y atractiva (Koromon). Lo interesante de este planteamiento (que a primera vista suena mucho más enfermo de lo que pretende ser) es que deja entrever un poco del proceso de pensamiento del director, Hosoda no pretende darle al espectador la idea de que Tai quiere llevar a Koromon o Kari a la alcoba, sino que busca establecer una analogía entre una situación palpable para un adulto y la situación que vive Tai.

         Si al caso vamos el regreso de Tai acompañado por Koromon no es tan diferente de la llegada de un marido que durante un largo viaje de trabajo se ha hecho muy amigo de una de sus compañeras; especialmente viéndolo desde la óptica de Kari que aunque aprecia a Koromon no puede dejar de ver en él la señal de peligro, la realidad innegable de que Tai puede volver a alejarse de su lado en cualquier momento y sin saber cuando podría regresar. Esto desencadena una serie de interacciones que bajo esta óptica resultan muy interesantes.

         A prácticamente todos los héroes se les ofrece en algún punto la oportunidad de dejar de lado su aventura, de descansar y olvidarse de las sombras que amenazan al mundo, algunas personas incluso dicen que esto es parte integral del viaje del héroe; el punto de la aventura en el cual se define si el héroe esta dispuesto a poner el bien mayor por encima de su paz y tranquilidad personal. Tai y Koromon no son la excepción, y si nos fijamos Kari tampoco.

         El personaje que tienta al héroe a abandonar su búsqueda debe ser seductor y aquí las lineas vuelven a desdibujarse con Kari. Ella presenta el atractivo seductor en el abrazo tierno de un ser amado, en la comida dulce al ser compartida y en una responsabilidad que sin ser menos importante resulta más manejable, la tentación de quedarte en casa haciendo los quehaceres en vez de salir a la calle a enfrentar el día.

         Cada vez que una situación llama la atención de Tai hacia los problemas que debe enfrentar Kari esta allí para disipar las tensiones, para convencerlo de que lo mejor que puede hacer es quedarse, comer algo o descansar un poco más, en este aspecto los gestos de Kari se asemejan bastante a ese beso que al extenderse un poco más de lo necesario deja de ser una expresión física de cariño para ser una forma no verbal de decir “Quédate un poco más junto a mí, no me dejes sola por favor“. Las tensiones alcanzan su limite cuando queda claro que Tai y Koromon no pueden seguir ignorando aquello que dejaron sin terminar en el mundo digital y entonces el episodio alcanza su clímax.

         Los héroes salen a enfrentar la amenaza que se cierne sobre ellos y Koromon, sintiendo algo de culpa hacía Kari, intenta distanciarse de Tai luchando por su cuenta pero esto más bien tiene el efecto contrario, el niño elegido asume la responsabilidad de seguir luchando junto a su compañero y el compromiso de regresar al digimundo. El episodio termina con Kari tratando de mantenerse al lado del hermano que tanto quiere mientras Tai le promete que regresará y ambos se sostienen hasta el ultimo segundo posible antes de que el mayor regrese al mundo digital.

Y sin contar la música de fondo…

         Este episodio es uno de los más recordados entre los fanáticos de la serie precisamente por la gran carga emocional y dramática que comunica y me atrevería a decir que eso se debe justamente a la maestría con la cual Hosoda entremezcla el afecto propio de los personajes con un subtono incestuoso y sexual en el ambiente. Viendo el episodio en mi infancia siempre me pareció que no llegaba a distinguir todos los matices emocionales que buscaba transmitir y ahora que soy algo mayor y tengo más experiencia con la soledad, la responsabilidad y el sexo siento que puedo apreciar aun mejor todo el abanico de sentimientos que despliega ante mí, recordándome que aunque Digimon Adventure fue pensada para niños no deja de ser una obra maestra para todas las edades.

         Un último punto que me gustaría tratar es que aunque Mamoru Hosoda es una de las mentes detrás de la serie su participación en ella es marcadamente limitada, nada más dirigió las dos primeras OVAs y este episodio en particular. A la luz de esta polémica muchos se alivian de que no tuviese una participación mayor temiendo la posibilidad de que temas como este se esparciesen por toda la serie y personalmente me gustaría dar mi opinión al respecto.

vlcsnap-2018-03-03-15h18m31s984
Dato curioso: Esta rueda de la fortuna no existe en la vida real, Mamoru Hosoda se la invento para tener un paisaje opresivo.

 

         Mamoru Hosoda es un director con un gran talento para transmitir la calidez humana y el atractivo de la vida cotidiana y esto se debe a que sabe dar a sus personajes una caracterización sutil a la vez que tangible. No puedo saber que efecto hubiese tenido una mayor participación del señor Hosoda en Digimon Adventure pero estoy convencida de que si se hubiese planteado profundizar una temática de sentimientos incestuosos con la relación entre Tai y Kari lo hubiese hecho de manera respetuosa y elegante. Cuando era una niña tenía sentimientos de atracción sexual hacia uno de mis hermanos, nunca los materialice y nunca se lo dije (aunque algo dentro de mí me dice que él lo sabe) pero lidiar con esos sentimientos me ayudó a madurar y a comprender mejor la naturaleza de las emociones y las relaciones entre las personas, por eso me consta que este tópico puede dar mucha profundidad a un personaje si se aborda apropiadamente y me hubiera gustado saber como la retrataría este director tan particular.

          Y vaya, la verdad es que para ser una entrada que originalmente pensé como algo ligero terminé escribiendo bastante. Muchas gracias por leer hasta el final y si deseas compartir tus impresiones, dar alguna crítica o decirme cualquier cosa no dudes en dejar un comentario. Si el tema te llama la atención y deseas revisar por tu cuenta te dejo abajo el vídeo que inició todo esto y los enlaces a la entrevista de Mamoru Hosoda en inglés, saludos y buenas noches.

Primera parte de la entrevista:

https://wavemotioncannon.com/2017/10/20/mamoru-hosoda-digimon-interview-part-1/

Segunda parte de la entrevista:

https://wavemotioncannon.com/2017/11/05/mamoru-hosoda-digimon-interview-part-2/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s